Escuela de Cocina | De olla y sartén

Superando la vuelta de las vacaciones con nuestras clases de cocina

Supera el síndrome post vacacional con clases de cocina!

Las vacaciones estivales conllevan un estilo de vida y unas rutinas diferentes a las que llevamos el resto del año, sobre todo en lo que tiene que ver con la alimentación. En verano comemos en otros horarios, posiblemente menos cantidad, pero peor. Septiembre es duro y toca hacer los deberes, retomar los buenos hábitos y acostumbrarse de nuevo a la rutina. No es necesario que recurras a las dietas drásticas, con su consabido efecto de ida y vuelta, porque perder peso sinónimo de salud si va aparejado a ejercicio y buenos hábitos alimenticios. Y qué mejor que aprenderlos en una escuela de cocina con sus clases.

Sí, las vacaciones pasarán y toca olvidar los excesos alimenticios del verano y retomar los buenos hábitos. ¿Cómo lo conseguimos? La fórmula es bastante sencilla y se basa en una combinación de ejercicio físico y unas pautas alimenticias saludables:

1. Las frutas y las verduras serán tu apuesta ganadora. No solo ayudan a depurar el organismo de toxinas, que es el primer paso para recuperar nuestro bienestar, sino también a bajar de peso por su escaso contenido calórico y aporte vitamínico.

2. El líquido es tu otro gran aliado. La ingesta de agua y otras bebidas no azucaradas regula los niveles hídricos de nuestro organismo y nos ayuda a depurarlo. La cantidad recomendada oscila entre 1,5 y 2 litros de agua diarios.

3. Adiós a las dietas milagro. Olvídate de las dietas rápidas porque al tener una restricción muy severa de calorías pueden ocasionarte problemas de salud y un casi seguro”efecto rebote”, es decir, la recuperación del peso perdido en el momento en que vuelves a tu dieta habitual.

4. Despídete de los alimentos hipercalóricos. En vacaciones desordenamos las comidas y estamos picoteando todo el día. Es momento de dejar a un lado cosas como los snacks, los helados, la bollería industrial, los refrescos azucarados o la comida rápida, que siempre están detrás de esos kilos de más.

5. Fruta, mucha fruta. Es una fuente inagotable de antioxidantes, fibra y vitaminas, lo que conlleva numerosos beneficios para nuestra salud.

6. Apúntate a clases de cocina. La vuelta de vacaciones también nos afecta psicológicamente con eso que los expertos denominan síndrome post vacacional. Para muchos, el mes de septiembre se convierte en un “lunes interminable”, con un malestar emocional físico y constante. La alimentación, las actividades satisfactorias y el contacto con amigos o compañeros contribuyen a la desaparición del estrés y a la mejora del estado de ánimo.

Por tanto, una forma fantástica de recuperar tus rutinas y recuperarte de la vuelta al día a día, será ir a clases de cocina, en las que puedas aprender trucos, recetas y pautas para una alimentación correcta, a la vez que interaccionas con otras personas y disfrutas de su compañía.

Así que ya sabes, en septiembre nos apuntamos a clases de cocina!!

 

6 julio, 2016

0 Respuestas en Superando la vuelta de las vacaciones con nuestras clases de cocina"

© Copyright 2014 - | De Olla y Sartén | Todos los derechos reservados | SURáTICA SOFTWARE