Escuela de Cocina | De olla y sartén

La escuela de cocina: un lugar de encuentro, diversión y formación para todos

Cocinar es siempre un placer para los sentidos y un acto de generosidad para nosotros mismos y los demás. Y,
para comprobarlo, no hace falta ser un maestro de la cocina gourmet más sofisticada. ¿A quién no le
gusta ver cómo otros disfrutan con lo que hemos cocinado? Pero los fogones también dan otras
cosas y, en una escuela de cocina, podrás comprobarlo por ti mismo.
¿Por qué te puede interesar ir a una escuela de cocina? Primero, evidentemente, para aprender a
cocinar y disfrutar preparando pequeñas y grandes recetas para ti y los tuyos. Aprender a cocinar también ayuda
a mantener una mejor dieta, más controlada y saludable, porque aprendemos a conocer los
ingredientes, elaboraciones y procedimientos y también porque ganarás confianza cocinando y dejarás atrás
muchos platos precocinados o ingredientes pocos saludables que a veces se nos presentan como recursos fáciles y para los que no conocemos opciones mejores y más adecuadas.
Segundo, porque en la escuela de cocina te relacionas directamente con mucha gente entusiasta de
la cocina, como tú y con ganas de aprender y pasarlo bien. Los talleres de cocina son divertidos y,
como también son temáticos, los hay para todos los gustos y los alumnos que participan en ellos son
realmente los que de verdad están interesados en el tema en cuestión. Así que todos
compartimos una afición común y tenemos muchas experiencias que compartir y mucho de qué
hablar. ¡Club social!
Tercero, porque aprender nuevas técnicas culinarias y secretos de cocina ayuda a mejorar las
habilidades. Tanto si eres un cocinillas aficionado como un cocinero ya formado, la cocina siempre tiene
algo nuevo que ofrecerte para que aprendas. Añadir algo nuevo a tus habilidades y conocimientos siempre es bueno, porque puedes ejercer más funciones y se demuestra que te implicas en renovarte y mejorar.
Además, los talleres y cursos de la escuela de cocina son perfectamente adaptables. Todos pueden
disfrutar y pasarlo bien, sin importar la edad y el nivel. Los talleres de cocina para niños son, además de
divertidos, muy útiles como herramienta educativa. Los niños aprenden a conocer los alimentos y sus
esfuerzos y recompensas, responsabilizarse de sus funciones pero también a desarrollar la
memoria, habilidad manual y creatividad. Aprender a cocinar es una actividad extraescolar
saludable en todos los sentidos.
Niños, jóvenes, adultos, mayores, apasionados del sushi, locos por la comida mexicana o
enamorados de la repostería. Todos tienen cabida. Y también grupos privados. ¿Os apetece una
clase de cocina específica para un grupo de amigos? ¿Una despedida de soltera diferente? ¿O tu
empresa quiere organizar una actividad diferente para los empleados? Por ejemplo, llevar a los
compañeros del departamento a hacer un curso de cocina como actividad desestresante, que
fortalece el sentimiento de grupo y el trabajo en equipo y potencia la motivación del personal. Al día
siguiente, tendrán otra cara en la oficina y una experiencia que compartir y comentar.
No lo dudes, aprender los secretos de la cocina siempre suma.

Y en De Olla y Sartén, sumamos contigo.

10403281_774820192605408_748053547626694563_n

20 noviembre, 2015

0 Respuestas en La escuela de cocina: un lugar de encuentro, diversión y formación para todos"

© Copyright 2014 - | De Olla y Sartén | Todos los derechos reservados | SURáTICA SOFTWARE